Mendoza bailó al ritmo de Totó la Momposina

El Teatro Independencia repleto danzó anoche al compás de los tambores colombianos y la voz infalible de una de las grandes referentes de la música colombiana.

Con su energía desbordante y con su potente voz, Totó la Momposina hace danzar a millones de espectadores desde hace ya 50 años. Es por esto que se ha consolidado como la pionera y mayor representante de la música tradicional de Colombia en el mundo y, actualmente, trabaja con la misma pasión y entusiasmo para mantener viva la música tradicional colombiana como en sus inicios. El público mendocino anoche le supo devolver con admiración y ritmo a la cantante y su banda tanto ritmo y pasión entregado desde el escenario.

Considerada una de las mejores en su género por los especialistas en música del mundo y reconocida por la vitalidad y espontaneidad que muestra en sus presentaciones, con sus mezclas de ritmos indígenas, de los esclavos africanos y por los ritmos provenientes de España, todos los cuales se encuentran presentes en la isla de Mompós Toto cautivó Mendoza.

El martes por la noche, a sus 77 años  y con toda su energía sobre las tablas, la colombiana hizo bailar al pueblo mendocino al son de cumbias, bullerengues, chalupas, garabatos, sones, guarachas, rumbas y hasta sextetos, en una noche a puro ritmo.

Tanto Totó como los músicos que la acompañan, recuperan, mezclan y crean nuevas expresiones de la música tradicional en sus presentaciones en vivo. Es sí como logran, través de la mezcla de instrumentos y sentimientos de las diferentes regiones del país en un sonido, un solo canto a la identidad cultural colombiana. “Para cantar esta música se necesita mucho sentido de pertenencia”, reflexionó la cantadora oriunda de la isla de Mompox,  coronando una noche única.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply